Cartas marcadas

Llegaron a mis manos unas palabras del Papa Francisco que, traducidas del italiano serían más o menos así: “la primera palabra es inquietud. Os hago una petición: ¿conserva vuestro corazón la inquietud de la búsqueda? (…) Sin inquietud somos estériles”.

 sin inquietud somos estériles

Una vez más el Papa da en el clavo. Si una persona quiere avivar su experiencia espiritual debe preguntarse por el agradecimiento. Aquella persona que quiere decidir en la vida, debe preguntarse por la inquietud. Y si queremos dejar que Dios diga algo a nuestra vida no podemos esconder las cartas o, peor aún, marcarlas. Damos apariencia de libertad en una elección que no es más que una burda manipulación de la realidad.

Ese aguijón transformador de la realidad es lo que motiva preguntas que tienen mucho sentido. Porque no me pregunto sólo qué quiero ser, sino a favor de quién quiero vivir. ¿Conserva tu corazón la inquietud de la búsqueda? Porque muchas veces atendemos más a los resultados y no vigilamos lo importante que es el proceso que seguimos a la hora de decidir.