Sin cansarse

Ciertamente, ser religioso no está de moda. No obstante, muchas veces eso me gusta y eso gusta a la gente. Evidentemente no continúo siendo jesuita porque gusta a la gente, claro que no. Pero sí que es verdad que el hecho de que no esté de moda facilita que mucha gente que está cansada de las convenciones sociales, de las tendencias en Twitter o Instagram y de lo políticamente correcto, se acerque a mí.

me parece muy difícil aburrirse de ser jesuita

Por otro lado, yo creo que es fácil cansarse de algo que es monótono, que es común, que hace todo el mundo, que sabes cómo va a acabar antes de empezar; pero, sin duda, la definición de jesuita no entra en esta clasificación. Me parece que los peligros de ser jesuita son otros (el desarraigo, la adicción al cambio constante, no poder vivir sin la excitación de lo novedoso, no saber parar y reflexionar sobre la propia vida, etc.), pero me parece muy difícil aburrirse de ser jesuita.

Otro tema es que sea difícil ser una minoría. Por la experiencia que he tenido en países donde la presencia católica es una excepción, reconozco que hay momentos en los que cuesta no tener más apoyos. De todos modos, este no es nuestro caso, al menos de momento. Y cuando lo sea, pues ya encontraremos el modo de continuar viviendo al estilo de Jesús.

Solamente un adelanto: creo que ser cristianos sin tenerlo todo tan fácil como ahora nos ayudará a ser más auténticos.

Photo by Lechon Kirb on Unsplash